Restaurante Navarro: buen ambiente y comida de calidad.

El pasado martes reservé mesa en el Restaurante Navarro de Valencia. Comenté en la llamada que mi pareja estaba embarazada y me indicaron muy amablemente que no me preocupara pues tenían comida especial para mujeres en dicho estado.

El Lugar

Se encuentra muy céntrico, a escasos metros de la Plaza del Ayuntamiento, en una calle peatonal. Tiene una práctica terraza en la entrada y el interior es elegante y acogedor.

El restaurante estaba lleno. Teníamos hecha la reserva así que, nada más entrar, nos preguntaron el nombre y nos sentaron en nuestra mesa. Mesa por cierto bastante grande y cómoda, a diferencia de otros restaurantes que las ponen cada vez más pequeñas para aumentar el número de las mismas. Aquí es amplia y caben varios platos, además de tus objetos personales. Teléfono, llaves…

El pasado martes reservé mesa en el Restaurante Navarro de Valencia. Comenté en la llamada que mi pareja estaba embarazada y me indicaron muy amablemente que no me preocupara pues tenían comida especial para mujeres en dicho estado.

El Lugar

Se encuentra muy céntrico, a escasos metros de la Plaza del Ayuntamiento, en una calle peatonal. Tiene una práctica terraza en la entrada y el interior es elegante y acogedor.

El restaurante estaba lleno. Teníamos hecha la reserva así que, nada más entrar, nos preguntaron el nombre y nos sentaron en nuestra mesa. Mesa por cierto bastante grande y cómoda, a diferencia de otros restaurantes que las ponen cada vez más pequeñas para aumentar el número de las mismas. Aquí es amplia y caben varios platos, además de tus objetos personales. Teléfono, llaves…

La comida

Si el trato personal y el ambiente fueron excelentes desde un primer momento, la comida fue sin duda lo mejor. Para empezar, nos pusieron un Pan con Alioli para untar delicioso. Se notaba que estaba elaborado manualmente, como lo hacían nuestras madres, nada que ver con los aliolis de bote. Mi pareja pidió un Gazpacho Andaluz que estaba muy rico. Llevaba picatostes y verduritas aparte para acompañar al gusto. Yo tomé Langostinos a la plancha con ajitos tiernos. Muy buenos y frescos. También pedimos para acompañar dos Croquetas, una de Ave y Jamón y la otra de Boletus, totalmente recomendables.

Tras estos entrantes nos sirvieron un Solomillo al Foie y un Crujiente de Gambas y Mascarpone sobre salsa de marisco, ambos deliciosos. Todo fresco, bien cocinado, de calidad y sabor excelentes. Los tiempos más que aceptables entre plato y plato y la atención por parte de camareros y propietarios fue en todo momento impecable.

Conclusión

Repetiremos sin dudarlo. La experiencia ha sido francamente agradable. No es un sitio barato, cierto, pero la calidad se paga, y aquí la relación calidad/precio está totalmente justificada.

Así que, si estás pensando visitar a las hermanas Bayarri en su Restaurante Navarro, no lo dudes, no te decepcionará. ¡Te lo garantizo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *